LA DISOLUCIÓN DE LOS BLOQUEOS: LAS CREENCIAS LIMITADORAS

Estándar

Todos albergamos creencias que nos limitan, que nos retienen, en la mayoría de los casos no somos ni conscientes de ellas. Sin embargo dichas creencias son tan relevantes con respecto a quiénes somos, que ni nos las llegamos a formular con pensamientos conscientes.

Mientras se van ulcerando en nuestro inconsciencia más profundo, se mantienen invisibles a simple vista pero son lo bastante poderosas para dirigir nuestra vida. Se trata de esos pensamientos que nos sabotean en los momentos que representan grandes oportunidades.

Nos susurran: “No puedes… ¿Pero qué te crees que eres?… No tienes lo que hay que tener…” El ver ver cómo o por qué las hemos desarrollado no tiene mayor importancia, lo importante es reconocerlas y soltarlas.

Gran parte de la vida se reduce a nuestras creencias (es decir, bloqueos) sobre lo que somos y no somos capaces de hacer y nuestra mente subconsciente, muy ocurrentemente, nos complace manifestando circunstancias y condiciones que reflejan nuestras creencias fundamentales. Pero cuando te pones en marcha y respiras a través de esos mismos límites, los bloqueos comienzan a moverse y acaban por disolverse (pasa o mismo con la práctica de las asanas).

Ni que decir tiene que si lo deseas, puedes realizar una práctica de “pues, vaya… mira que bien” y evitar totalmente llegar hasta el límite. Incluso sacarás algún provecho de dicha práctica. Pero si lo que quieres es obtener grandes resultados, entonces tienes que llegar hasta el límite en cada posición y entonces lograrás grandes cambios tanto en tu cuerpo como en tu vida.

En la práctica del yoga, el moverte de tu límite no siempre significa tener que “ir a por ello” u obligarte a hacer algo que te supere. Eso es cosa del ego y puede comportar lesiones. Estamos hablando de ir logrando que se desprendan tus propias capas de resistencias como las de una cebolla y no de arrancar as por fuera.

Son transformaciones sutiles. A veces trascender tu propio límite consiste en aprender a hacer menos, a ser más tolerante, mas paciente, más compasivo contigo mismo. En el fondo, tu intuición sabe perfectamente lo que necesitas. Tu intuición siempre está en lo cierto.

Lo hermoso de este proceso es que cuando cruzas un límite se crea otro nuevo. Siempre existe un nuevo reino que explorar, otro límite al que llegar. Cada capa de resistencias constituye un manojo de energía e informaciones antiguas e inútiles que hay que soltar.

Los músculos físicos, emocionales y mentales aumentan y se estiran, pero entonces se adaptan a un nuevo umbral y llega la hora de volver a levantar el listón. Es un proceso de crecimiento constante que dura toda la vida. No es un proceso que se de una vez y uego se detenga. Es un proceso ilimitado de progresos carente de final.

 El límite tiene tanto que ver con tu visión del mundo como con tu potencia física. Ambos están entrelazados. La clave consiste simplemente en desenrollar la esterilla y realizar la práctica. Puedes dedicarte a leer e intelectualizar todo lo que te plazca, pero si quieres ver resultados hay que poner en marcha el proceso.

NAMASTE

www.unrespiro.es

Técnicas de desarrollo y evolución persona on line
(yoga, meditación, relajación, pranayama, tai chi, pilates, PNL, Coach y mucho más)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s